Zaimo, el primer crédito rápido de hasta 5.000 euros a plazos

Zaimo es un nuevo concepto de crédito rápido, hasta 5.000 € para devolver hasta en 36 meses, sin dar explicaciones. Los créditos rápidos tradicionales se caracterizan por conceder pequeñas cantidades de dinero, normalmente entre 50 y 600 euros, a corto plazo, normalmente entre 15 y 30 días. Algunas entidades como Vivus ofrecen hasta 800 € a clientes existentes y otras como Ferratum o Wonga permiten devolverlos hasta en 45 días. Ahora llega a España un nuevo concepto de crédito rápido con Zaimo, que presta el dinero con la misma rapidez pero permite cantidades de hasta 5.000 € que se pueden devolver entre 3 y 36 meses. Zaimo pertenece al grupo Kreditech, el mismo que Kredito24, y usa la exclusiva tecnología "Big Data Scoring", que permite evaluar automáticamente y en solo unos minutos cualquier solicitud de crédito, a cualquier hora del día. Créditos concedidos en tiempo récord, con decisión y pago en tiempo real, si necesitas dinero urgente y sin tener que decir para qué quieres el dinero, para los gastos imprevistos de la vida diaria o para lo que quieras.

Haz clic aquí para conseguir en Zaimo un crédito de hasta 5.000 euros

Préstamos rápidos Zaimo

Zaimo se convierte así en la primera entidad en ofrecer en minutos créditos rápidos a plazos de entre 500 y 5.000 € para devolver entre 3 y 36 meses, con respuesta inmediata en 2 minutos y transferencia del dinero en 10 minutos, si el préstamo es aceptado. Haz clic en los enlaces de esta página para acceder a la web de Zaimo, selecciona la cantidad de dinero que necesitas entre 500 y 5.000 € en fracciones de hasta 25 €, elige el número de cuotas en las que lo devolverás y el día del mes que te viene mejor pagarlas y haz clic en "Solicitar". Rellena tus datos personales y en unos minutos tendrás una propuesta de crédito personalizada a tu situación, junto con el coste del préstamo y los plazos a devolver. Si estás de acuerdo con la propuesta, en cuanto la aceptes te transferirán el dinero. Todo el proceso es sin papeleos, de forma clara y transparente y con todos los costes claros desde el principio, sin gastos ocultos ni letra pequeña.

Solicita hasta 5.000 € en Zaimo para devolver hasta en 36 meses haciendo clic aquí

Zaimo ofrece al mismo tiempo lo mejor de los préstamos bancarios (importe y plazo) y los créditos rápidos (rapidez), cubriendo el sector de los préstamos de mediana cantidad a medio plazo, algo que no ofrecen los bancos (que tardan semanas en conceceder préstamos y endurecen las condiciones) ni las entidades de créditos rápidos (que no ofrecen tanta cantidad y hay que devolver el dinero en 30 días). Esto facilita mucho a los usuarios la devolución del dinero en mayor plazo de tiempo, ya que 30 días muchas veces es insuficiente y se ha de volver a solicitar otro minipréstamo, aumentando las deudas. Así con un único préstamo se cubren las necesidades puntuales de dinero urgente con la tranquilidad de poder devolverlo hasta en 4 años. Una persona que necesitara urgentemente 1.000 € ó más para algún gasto imprevisto (reparación importante del coche, facturas abultadas que se juntan a principios o finales de mes, etc.) tenía hasta ahora que recurrir a varias entidades de créditos rápidos para reunir todo el dinero, disparándose los gastos, y teniendo que devolverlo todo en 30 días. Pero ahora con Zaimo este problema está solucionado porque nunca se había concedido tan rápidamente un préstamo a plazos de tanta cantidad de dinero. Zaimo no es un banco, ¡es mucho mejor!

Zaimo te presta hasta 5.000 € en 10 minutos haciendo clic aquí

Las solicitudes se realizan 100% online, vía web desde el PC o móvil, o desde la aplicación para smartphones. Todo el proceso se realiza con datos cifrados, de forma totalmente confidencial (nadie sabrá que estás solicitando un préstamo) y respetando la privacidad de los datos personales. Zaimo se basa en la confianza con el cliente y conforme se vayan pidiendo créditos y devolviéndolos las condiciones personalizadas mejoran en los siguientes préstamos, pudiendo convertirse en una forma puntual o habitual de financiación por el rango de cantidades disponibles y la flexibilidad en los plazos para devolver el dinero.